C/ Enric Granados, 3, 1º 25006 - Lleida 973 241 041

CONSECUENCIAS EN EL EQUIPO SANITARIO

CONSECUENCIAS EN EL EQUIPO SANITARIO

nurse-2536964

¿Las normativas conceden un lugar a la ética del caso por caso?

La Organización Mundial de la Salud (2001), reconoció el Síndrome Burn Out[1] (más conocido como el síndrome de estar quemado por el trabajo) como un riesgo ocupacional para profesionales del área de la salud, educación y servicios asistenciales, que produce malestar físico, psíquico y que compromete los resultados en el trabajo[2].

Haciendo referencia a resultados concretos (Martin, 2015), se ha podido constatar que un 66,6% de las enfermeras en activo se encuentran quemadas o muy quemadas por su trabajo. Respecto el cansancio emocional, el porcentaje llega al 58,5%. En el caso de la despersonalización[3], éste llega al 59% y a un 65% en baja realización personal.[4]

A modo de hipótesis, cabe comentar que según un estudio del 2012, donde se relacionó la carga laboral y el SB en enfermeras de Unidades de Diálisis, no fueron obtenidas diferencias significativas entre médicos y enfermeras. Aspecto que nos permite plantear si cabría la posibilidad de extrapolar tales elementos y conclusiones también al equipo médico[5].

Respecto a posibles conclusiones, se ha encontrado que la falta de formación está relacionada con mayor cansancio emocional y menor realización personal. Se ha observado que existe relación significativa entre satisfacción y participación-supervisión, y el hecho de realizar reuniones periódicas de equipo[6].

De este modo, realizado este planteamiento, ¿por qué relacionar el SB con el efecto que producen las normativas?

En la actualidad, estamos gobernados por una omnividencia. Se promueve una visibilidad dominadora y vigilante dando lugar a un imperativo de transparencia (aspecto que se encuentra tanto en las redes sociales como en instituciones hospitalarias).

Se permite menos espacio para el fracaso y se fomentan los protocolos para cada situación conflictiva. De este modo, es más difícil dejar un lugar para la espontaneidad, la responsabilidad, el saber hacer particular de cada profesional, y las respuestas personalizadas –la ética del caso por caso. “Se tiene derecho a todo pero nadie puede autorizarse a nada” [7].

Las normas son claras. Normalmente, remiten a un funcionamiento de un circuito interno, intentándolo cerrar. A diferencia de la norma, la Ley falla.

Según Kugler (2017)[8], las normas, alianza entre el capitalismo y la ciencia, apuntan a controlar y homogeneizar los modos de gozar. Cuando se plantea dirigirse a un más allá de las normas, encontramos una cuestión ética y en la ética, un sujeto convocado a responder.

 

Aunque necesarias y siendo que no podemos ignorar las normas de cualquier institución, tampoco podemos hacer caso omiso al síntoma con sujeto (ya que se puede tratar un síntoma sin tener en cuenta el sujeto, véase en los estudios científicos cuantitativos). Se trata de autorizarse a ir más lejos de la rigidez de la norma, articular el acto a una ética en consecuencia al deseo inconsciente que nos orienta. Y así, aunque más complicado, ejercer la función de la profesión que nos concierne, salvaguardando la dignidad particular de cada sujeto viviente.

[1] A partir de ahora, nombrado como “SB”.

[2] Atance, J. C. (1997). Aspectos epidemiológicos del síndrome de burnout en el personal sanitario. Revista Española de Salud Pública. Vol.71 Núm.3. Mayo 1997.

[3] En el artículo mencionado, se entiende el término “Despersonalización” como “sentimientos, actitudes y respuestas negativas, distantes, frías, etc.”.

[4] Martín, R. A. (2015). Burnout en enfermería: prevalencia y factores relacionados en el medio hospitalario. Rev. Cient. Soc. Esp. Enferm. Neurol. Vol. 41. Núm. 1. Enero – Junio 2015.

[5] Barrios, S., Arechabala, M. C., Valenzuela, V. (2012). Relación entre carga laboral y burnout en enfermeras de unidades de diálisis. Enfermería Nefrológica. Vol.15 Núm.1 Enero –Marzo 2012.

[6] Ibid.4

[7] Barros, M. (Septiembre 2015). “Transparencia de la norma y opacidad de la ley”. En E. Sinatra (Presidencia), VII ENAPOL: El imperio de las imágenes. Congreso llevado a cabo por la Escuela de Orientación Lacaniana en San Pablo, Brasil.

[8] Kugler, V. (2017). La clínica más allá de las normas. Argentina: El Sigma. Recuperado de  http://www.elsigma.com/hospitales/la-clinica-mas-alla-de-las-normas/13307.

No Comments
Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.